Historia: que ver i que visitar.

L’Empordà es una de las comarcas con más antigüedad histórica y de importancia de nuestro país. Habitada desde la prehistoria, encontramos importantes conjuntos megalíticos en el parque natural del Cap de Creus (dolmen de la Cruz de Cobertella, el más grande de Cataluña) o en el macizo del Montgrí donde sus cuevas sirvieron de refugio para el hombre del paleolítico.

Su historia más relevante empieza cuando los griegos entran por las costas de este territorio y establecen la colonia griega de Ampurias, que fue la puerta de entrada de las civilizaciones helénica y latina. La comarca mantuvo su esencia en una dinastía propia y una gran vitalidad hasta el siglo XIV.

Todo este movimiento de culturas nos ha proporcionado una gran riqueza histórico-cultural  visitable hoy en día:

- las ruinas de la ciudad ibérica de Ullastret;

- la ciudad greco-romana d’Empúries;

- los grandes monasterios de los siglos X, XI y XII: Sant Quirze de Colera y Sant Pere de Rodes;

- El conjunto de Sant Tomás de Fluvià con sus pinturas románicas;

- grandes castillos como el del Montgrí o el de Requesens;

- pueblos medievales como San Lorenzo de la Muga, Pals, Castellón de Ampurias o Peratallada.

… un sinfín de grandes y pequeñas obras de arte.

L’Empordà ha sido fuente de inspiración para numerosos artistas y escritores, entre los que destacan nombres como los de Josep Pla, Salvador Dalí (siendo su legado el museo Salvador Dalí en Figueras, Port Lligat o el castillo de Púbol), Carles Fages de Climent… que desde un localismo extremo han buscado proyectarse hacia la universalidad.